Entradas

Dominada por otra mujer

Imagen
A que la imaginación de cada uno de ustedes ya anda a 1000 por hora.


Lamento arruinarles sus fantasías pero no, nunca, jamás he sido dominada, atada u amordazada por ninguna mujer (bueno, a decir verdad, si pasó alguna que otra vez...pero no hagan que me desvíe del tema de la historia 😁).


De lo que va la historia es de algo que encontré en Internet. En el sitio alentaban a las personas a contar sus fantasías relacionadas con algún amig@, compañer@ de trabajo, familiar, etc. Obviamente, lo que compartan no debería haber sucedido ya que dejaría de ser una fantasía.


Me puse a revolver mis recuerdos a ver si encontraba algo que calzara con lo que estaban pidiendo estas personas y, síp, encontré algo, Y eso es lo que quiero compartir con ustedes.


Hace tiempo tenía una jefa que yo pensaba que era lesbiana (ahí va su imaginación volando otra vez jajaja). Tal vez yo estaba equivocada sobre ella, la verdad nunca la vi en nada sospechoso con nadie pero era lo que pensaba de ella por esos días (aho…

Aquella vez en el maletero del coche

Imagen
A que les llamó la atención el título de este post. No me digan que no. Bueno para no dejarlos en ascuas les contaré.
Lo que les voy a contar sucedió hace ya varios años (no les voy a decir cuantos para que no empiecen a sacar cuentas, malvados 😁.)
Como ya escribí en algún post anterior, me encantan las fantasías de damiselas en apuros, más aun si la damisela en cuestión soy yo 😊. Desde hace mucho tiempo fantaseaba con la idea de estar atada y amordazada en el maletero de un coche. Era algo que me atraía mucho. El solo pensar en eso me hacía sentir muy indefensa. Y es lógico, creo, porque como podría escapar de una situación así?
En fin, la cuestión se puso más seria después que me casé y logré convencer a mi esposito de que no estaba tan loquita como el pensaba al pedirle que me sometiera con cuerdas y mordazas. Un día le asome la idea de como sería que me dejase atada en el maletero de nuestro coche. Antes que terminara de hablar ya me estaba mirando con esa cara que me ponía cuando …

Damisela en apuros

Imagen
Hola!!! Espero que se estén cuidando mucho por estos días de confinamiento obligatorio por el coronavirus. Para mi ha sido todo un suplicio, aunque uno muy rico ya que mi amado esposo encontró la forma de evitar que rompiera la cuarentena: cada vez que me veía vestida con lingerie, pantimedias y tacones descubría mis intenciones de escaparme y procedía a atarme de pies y manos. Y claro nunca olvidaba la mordaza para evitar oir mis quejas 😊. Awww, que bueno que lo tenga a él para hacerme más llevadera esta cuarentena. Lo amo muchisimo 😘, aunque todavía piense que estoy algo loquita 😋.
Ay, ya casi que se me olvida lo que les iba a contar en esta oportunidad jajaja. Cada vez que pienso en cuerdas y mordazas mi imaginación vuela.
Era yo una adolescente cuando descubrí a John Willie. Aunque no fue mi primer contacto con las ataduras, sí que fue uno de los que más influyó en que entrara definitivamente en este mundo de restricciones y dominación.
Todo esto se los cuento porque encontré un v…

¿Que pasaría si...?

Imagen
...le contase a mi mejor amigo lo mucho que me gusta el bondage?

¿Me creería una loca de atar? (...mmm, de atar, si, jajaja😂😂😂)

¿...o terminaría firmemente atada de pies y manos, amordazada, y a merced de mi amigo-captor?

Tal vez sometiendome entre juego y juego, sujetando mis manos a la espalda mientras yo le pido que me suelte (...sin mucho éxito, claro está😋).

Y luego cuando logre por fin atar mis manos y prosiga su trabajo atando mis piernas enfundadas en nylon, yo intentaría protestar pero solo ganaría que me amordace con un pañuelo.

En este punto yo lucharía contra mis ataduras, gimiendo a través de mi mordaza mientras el me observaría deliberando si se aprovecharía de mi indefensión o reprimiría sus deseos.

¿Que pasaría?

Bueno, tal vez nunca me entere porque no se lo pienso contar...nunca? 😊

Fantasias I

Imagen
Dormida mi mente divaga por ideas etéreas, creando nuevos universos, inventando sensaciones, volando a través de fantasías imposibles, de experiencias imaginarias, reales tal vez?, eso importa? Mientras más profundo estoy en ese mundo onírico mas se agudizan mis sensaciones, buscando a tientas, esperando encontrarlo, inquieta. Y en esa oscuridad comienzo a sentirlo, ese delicado movimiento, casi imperceptible, que se multiplica alrededor mío, subiendo por mi piel, comienza a envolver todo mi cuerpo, lentamente, suavemente, tímidamente. Ahí está. Sí.
Mientras me dejo llevar disfrutando de esa sensación súbitamente todo comienza a volverse más intenso. Intento moverme para tocarlo pero me doy cuenta que no puedo hacerlo. Me atrapa sujetando firmemente mis manos, mis piernas, tapa mi boca, venda mis ojos. Quiero verlo y tocarlo pero es imposible, mis ataduras me lo impiden. Solo puedo oír…y sentir. Estoy completamente indefensa. No puedo escapar. Soy su prisionera.
Una sensación cálida, húm…